Saltar al contenido

Metales pesados en el agua

👉¿Estás buscando un filtro de agua efectivo y al mejor precio capaz de eliminar todas las impurezas al instante? La BRITA Jarra es un modelo TOP VENTAS💦

Quizá no sepas que en la actualidad existen una gran cantidad de problemas relacionadas con la contaminación. Tratando el tema del agua esto no es diferente, ya que los restos de los vertederos o el abandono de los residuos en el medio ambiente son las fuentes principales de la existencia de metales pesados en el agua que luego podemos llegar a beber.

Te contamos lo que debes saber sobre la aparición de metales pesados en el agua y las soluciones que puedes encontrar para evitarlo.

¿Qué metales pesados existen en el agua de España?

A principios del año 2019, tienes los resultados de la campaña Libera, un proyecto donde este año se ha realizado una gran batida alrededor de unos siete millones de metros cuadrados de tierra que han abarcado 34 provincias del país. hemos de decir que los resultados obtenidos han sido más negativos de lo que se podría esperar.

Después de haber recogido más de 1 de tonelada de residuos se han podido identificar entre ellos todo tipo de colillas, latas, vidrios, botellas de plástico, cajetillas de tabaco, embalajes industriales o restos de comida provocando una gran contaminación tanto en el medio natural como en el agua.

Agua fábrica
Los metales pesados que se encuentran en el agua son perjudiciales para la salud

Debes de saber que los filtros de los cigarros nunca desaparecen y contienen una gran cantidad de químicos que se encuentran en el tabaco y que son cancerígenas para el ser humano. Se sabe que la gran mayoría de las colillas que se recuperan en las playas proceden de los desagües, los ríos y los océanos. Este agua con metales pesados puede acabar después los hogares por ello es necesario un tratamiento efectivo.

El origen de la contaminación del agua con metales pesados

Desde que a principios del siglo diecinueve se empezaron a utilizar productos químicos de manera habitual el problema de la contaminación en el agua por metales pesados empezó. Esto ha llevado a la contaminación del agua por compuestos de los metales pesados y no hay que olvidar que fue en llegar a ser realmente peligrosos cuando entran en contacto con cualquier ser vivo.

Los metales pesados son elementos químicos cuyo peso atómico se encuentra entre 63,55 y 200,59 g/mol y su densidad entre 4 y 7 g/cm3. entre los más conocidos nos encontramos con el plomo, el mercurio, el zinc, el cadmio o el magnesio, aunque también se incluyen en lista otros como el aluminio o el arsénico.

El origen de los metales pesados son las rocas o los volcanes además, de los yacimientos mineros, las industrias o los residuos. Estos son elementos de la propia naturaleza el problema surge cuando existen altas concentraciones o se empiezan a liberar tóxicos que pueden desprender esta contaminación. Aunque hay metales pesados que de por sí ya son tóxicos independientemente de la cantidad en la que nos los encontramos.

La toxicidad del plomo y el mercurio

El plomo se libera fácilmente mediante el reciclado de las baterías o los restos industriales que se pueden llegar a producir. Esto se produce en el agua mediante las sales solubles que generan especialmente las industrias de pirotecnia o de pintura, lo que puede resultar en graves problemas para la salud.

Agua pura
Debemos de beber un agua sin metales pesados en ella

En el caso del mercurio también puede llegar a ser muy tóxico en cualquier estado en el que se encuentre. Los metales pesados son muy poco solubles en aguas alcalinas por lo que pueden llegar a unirse en las partículas orgánicas y llegará concentraciones altas y tóxicas de montañas o ríos.

Consecuencias de los metales pesados

Lamentablemente nos encontramos con distintos efectos que nos pueden afectar a nuestra salud ha quedado demostrado que muchos de estos materiales pueden producir cáncer pero, este no es el único problema.

Aquí tienes algunas de las consecuencias que pueden producir los metales pesados en el agua:

  • Mutagénicos: Acaban dañando el ADN.
  • Neurotóxicos: Afectan a nuestra funciones neuronales y cognitivas.
  • Disruptores endocrinos: Pueden interferir en el buen funcionamiento de las hormonas, dañando incluso el sistema inmunológico.
  • Teratogénicos: Producen efectos negativos en el desarrollo.

La solución más efectiva contra los metales pesados en el agua

hemos podido comprobar que existen demasiadas evidencias que demuestran la existencia de los metales pesados en el agua que puede llegar a nuestras casas por ello es recomendable tomar medidas de precaución para evitar estos químicos altamente perjudiciales para nuestra salud.

Entre ellas podemos utilizar purificadores de agua que con tan solo una simple instalación van a mejorar la calidad del agua que consumimos cada día. Este sistema además te va a permitir ahorrar y evitarás tener que comprar agua embotellada algo que también es beneficioso para el medio ambiente.

También debes conocer